miércoles, 23 de marzo de 2016

Mapa del Emprendimiento en España



MAPA DEL EMPRENDIMIENTO EN ESPAÑA

Hombre joven, menor de 35 años y con estudios universitarios, retrato robot del emprendedor español. Según estudio elaborado por Spain Startup, basado en el análisis de los 1.800 proyectos recibidos por la organización del evento StartUp Competition, que se celebra anualmente en Madrid y presentado por María Benjumea, Fundadora de SouthSummit y Vicepresidenta de SECOT. Analizando dicho estudio, se puede determinar:

Perfil del Emprendedor:
Los profesionales que hoy en día se lanzan a crear su propio negocio son hombres (83%), con estudios universitarios y/o de postgrado (90%) y cada vez más jóvenes. A diferencia de lo que ocurría en años anteriores, cuando la franja de edad más común era la de 35 a 44 años. En este último año ha descendido la edad de los emprendedores en España, así más de la mitad (52%) tiene menos de 35 años, en línea con lo que ocurre en Latinoamérica, el resto de Europa y los países del Mediterráneo. El porcentaje de mujeres emprendedoras no sólo continúa siguiendo  bajo sino que en este último año se ha reducido dos puntos, pasando del 19% al 17%.

Ampliando ambiciones:
Según el informe, el 1% de los emprendedores han decidido apostar por su proyecto por estar en paro, frente al 9% del año anterior. El resto lo han hecho por espíritu emprendedor (19%) o por aprovechar una oportunidad de negocio (77%).
Otro aspecto importante es la vertiente generadora de empleo de las startups, aunque se trate de pequeñas y jóvenes empresas con menos de 3 años de vida, el 70% de ellas cuenta con entre 2 y 10 empleados. Un impulso motivado por gente cada vez más joven, ya que sube la franja de emprendedores de 25-34 años hasta el 44%, frente al 36% del año pasado.


Muy significativo, más reincidentes:
Un dato que apoya también esta visión, es el incremento de participantes con un perfil reincidente: el 51% ya había emprendido antes (vs. 32% en 2014) e incluso un 6% podría encajarse en el perfil de “emprendedor en serie” con más de 5 proyectos a sus espaldas. Aunque el 61% no consiguió sacarlos adelante, hay un meritorio 25% que logró venderlo.

Madrid, con un 44% de proyectos presentados a la Startup Competition, es la comunidad autónoma con mayor representación, seguida de Cataluña (19%) Comunidad Valenciana (9%), Andalucía (8%), Galicia y País Vasco (ambas con un 3%). Reflejo de la realidad emprendedora en España.
Según María Benjumea, “en España cada vez se acepta más algo que en los países anglosajones entienden perfectamente: el fracaso como aprendizaje, como una oportunidad para desechar lo que no funciona, aprender de los errores y reinventarse.”

Según otro estudio, el Estudio Global de Emprendimiento Amway, uno de cada tres (el 37%) de los españoles se ve montando un negocio. Sin embargo, esta cifra es menor con respecto al resto del mundo, ya que se sitúa de media en el 43%.

Según este informe los españoles confían en el autoempleo como alternativa laboral en un 69% de los casos consultados. En este sentido, hay diferencias regionales notables, pues el porcentaje más alto se encuentra en Cataluña y Madrid, con el 75% de emprendedores, mientras que el más bajo se ubica en Andalucía (57%).


Hegemonía millennial: Con respecto a la edad de los emprendedores, si alguien ondea la bandera del emprendimiento en España son los millennials (nacidos entre el 1980 y 2000). De hecho, el 79% de los jóvenes menores de 35 años son el grupo poblacional que muestra una mayor actitud positiva hacia el autoempleo.
Según el Observatorio “GEM-Global Entrepreneurship Monitor”, observatorio mundial que realiza informes sobre la actividad emprendedora desde 1999,  (estudios muy completos y accesibles en la Red) en lo referente a Aragón, puede leerse:
La TEA (tasa de actividad emprendedora) de Aragón fue en 2014 (último estudio publicado) del 4,7%. Mide el número de emprendedores sobre la población total. Se encuentra relativamente próximo, aunque por debajo, a la media nacional (5,5%). Comparado con las demás regiones, Aragón ocupa una posición intermedia. En el extremo superior destacan Baleares (8,8%), Cataluña (7,5%) o Extremadura (7,4%), mientras sorpresivamente en el extremo inferior se sitúa Asturias.

Respecto a la tasa de iniciativas consolidadas, (actividades que han superado los tres años y medio de vida)  en Aragón es del 7,8%.  Se sitúa en la undécima posición, superando la tasa promedio a nivel nacional (7,0%). Los valores ofrecidos por nuestra Comunidad se diferencian de los mostrados por las comunidades que ocupan los últimos lugares de esta clasificación: Asturias (4%), Canarias (4,5%) y Castilla y León (4,6%). En el extremo opuesto, destacan La Rioja y Extremadura, con valores de 12,3% y 12,2% respectivamente.

Significativo el siguiente cuadro, que responde a la pregunta: ¿Cuál ha sido el principal motivo para el abandono de su actividad?

El negocio no era rentable............................   54,0%
 Razones personales......................................   14,3%
Problemas para obtener financiación...........     7,3%
Jubilación....................................................      6,9%
Otras oportunidades de negocio o empleo...     3,6%
Otros..............................................................  13,8%

Para finalizar, valoremos lo positivo, parece que en los jóvenes españoles está predominando la idea de crear su propio puesto de trabajo, asemejándose a los niveles de los países más avanzados.

                                                                                                               Miguel Angel OTIN LLORO

Secretario Gral. de Huesca Excelente Foro Empresarial
                                                                                          Senior de SECOT-Aragón en Huesca
                                                                                                       
                                                                                                                 twitter = @miguelottin
                                                                                        Blog: miguelangelotin.blogspot.com.es



Publicado en   DIARIO DEL ALTOARAGON  - "Suplemento Económico"
                                                                                                                                   23 de marzo del 2016







viernes, 11 de marzo de 2016

Emprendedor, Autónomo, Freelancer...




EMPRENDEDOR, AUTÓNOMO, FREELANCER…

Tres palabras de moda, que puede pensarse definen a un mismo colectivo empresarial o profesional, evidentemente con temas comunes pero con claras diferencias. Las formas de desarrollo de su actividad también pueden resultar distintas Si observamos sus definiciones, empezaremos a encontrar algunas:
Emprendedor: Se denomina emprendedor/a a aquella persona que sabe descubrir, identificar una oportunidad de negocio y se dispone a organizar o conseguir los recursos necesarios para comenzarla con la intención de conseguir llevarla a buen puerto.
La forma jurídica que adopte para desarrollar su actividad, puede ser individual (autónomo, freelancer…), o societaria (limitada, anónima…).
Autónomo: El trabajador autónomo es aquel que realiza una actividad económica, de forma habitual, personal y directa a título lucrativo, sin sujeción a contrato de trabajo y puede utilizar el servicio remunerado de otras personas para llevar a cabo su actividad. Es decir, puede tener trabajadores a su cargo.

Freelancer: Término inglés, adaptado por las sociedades para describir a aquel trabajador por su propia cuenta. Son aquellos que realizan trabajos propios de su oficio o profesión, de forma autónoma  para terceros que requieren de sus servicios. La forma jurídica más utilizada, la de autónomo.
En éste artículo, voy a intentar desarrollar principalmente la figura del freelancer, puesto que las del emprendedor y las del autónomo, son más conocidas.
En un panorama laboral complicado, muchos y buenos profesionales se han quedado sin trabajo, siendo el autoempleo una opción para reincorporarse al mundo laboral. Son muchas las personas que deciden crear su propia empresa. Son emprendedores que podrán ser autónomos, freelancers, o empresarios.

Otra consecuencia de la compleja realidad empresarial, es que las empresas deciden externalizar algunos de sus servicios ante la falta de tiempo e inversión necesaria para formar un equipo interno. En estos casos, las empresas deciden contratar a profesionales autónomos o freelancers, para que colaboren en casos o proyectos puntuales, o bien para que se conviertan en sus proveedores de servicios.

El trabajar como freelance (cualidad del freelancer)puede tener sus ventajas, algunas son:
- La posibilidad de trabajar desde su propia casa o desde espacios de coworking, con el consiguiente ahorro de costes en desplazamientos y de pérdidas de tiempo.
- Horarios flexibles y adaptados, trabajando en espacios de tiempo que mejor se adapten a su vida personal, profesional y al de las empresas a las que prestan sus servicios.
- Puede trabajar para distintas empresas, tiene la posibilidad de compatibilizar diversas empresas y la oportunidad de trabajar también para distintos proyectos.
- Es una forma posible de colaborar con empresas de gran alcance y un incentivo para el currículum del profesional.


- Esta modalidad de trabajo, en muchos casos puede suponer una buena forma de que un profesional continúe formando parte de su sector, aumentando su experiencia y trabajando con distintos tipos de empresas.

- Puede trabajar en red, es decir en la actualidad existen “plataformas de trabajo freelance“ especializadas, que facultan el poder compartir trabajos conjuntos de diferentes freelancers. Y plataformas que permiten la localización de estos profesionales.

Ventajas para las empresas. La contratación de un freelancer, puede suponer ahorro de costes de personal para la empresa. Estos profesionales pueden adaptar sus horarios de trabajo en función de la tarea que se le demande,  y  pueden dar un punto de vista diferente al de la empresa, puesto que  en ocasiones es necesaria una visión externa para dar con la clave.

Las empresas, pueden encontrar una amplia oferta de estos profesionales. Las citadas plataformas, permiten dos opciones, una la de publicar por parte de las empresas un concurso con las características del proyecto, para recibir múltiples propuestas de distintos freelancers, que permitirá a la empresa seleccionar la mejor, u otra opción como es la posibilidad de una búsqueda manual de profesionales independientes, servicio que les ayuda a conocer y estar en contacto con freelancers de todo el mundo, conocer su portfolio y sus trabajos, su perfil y experiencia, valoraciones de otros clientes que han recibido sus servicios, y la posibilidad de contratarlos en la web.

Una modalidad o consecuencia propia de la relación empresa/freelance, es el CROWDSOURCING, del inglés crow (multitud) y outsourcing (recursos externos), que podría traducirse como “colaboración externa y abierta de tareas” , que en definitiva es una externalización de algunas de las tareas que tradicionalmente se hacían en las empresas, con la búsqueda de una abierta y amplia participación de profesionales externos.


¿Inconvenientes? Seguro que cada uno de ustedes, encontrarán algunos. No obstante, y aunque empieza a mejorar, la falta de crédito financiero, sigue siendo un problema para muchos autónomos y freelancers. En los tres últimos años, sólo uno de cada tres ha acudido a una entidad financiera a buscar financiación. A más de la mitad de los autónomos que han ido a los bancos a buscar liquidez, ésta les ha sido denegada, y sólo uno de cada cuatro la ha conseguido sin cortapisas.

En cuanto a los créditos del Instituto de Crédito Oficial (ICO), también sólo uno de cada tres autónomos ha pedido al organismo, préstamos en los últimos cinco años. Según ATA, a siete de cada diez le denegaron la solicitud.

El otro gran problema de los autónomos es la morosidad, pública y privada. Seis de cada diez asegura que padece este problema. Y dato positivo, que desciende el tiempo de demora en el cobro de las facturas pendientes. Aunque el 30%, dice que sigue tardando más de 6 meses en cobrar.

Para finalizar, y a modo de reflexión: Scott Gerber, fundador del Young Entrepreneur Council, ha escrito un libro con un título provocativo “La Generación Y nunca tendrá un trabajo de verdad”  y según el cual, los Millennials (nacidos entre 1980 y 2000) y las nuevas generaciones, mayoritariamente tendrán que crear su propio puesto de trabajo.


                                                                                                  Miguel Angel OTIN LLORO
                                                                               
Secretario Gral. de Huesca Excelente Foro Empresarial
                                                  Senior de SECOT-Aragón en Huesca
                                          
                                                          Twitter = @miguelottin
                                                                                   Blog: miguelangelotin.blogspot.com.es




Publicado en   DIARIO DEL ALTOARAGON  - "Suplemento Económico"
                                                                                                                                   09 de marzo del 2016